Pizza Casera

Preparación

Ya antes de comenzar con la preparación de la pizza casera resulta esencial hacer una pequeña aclaración sobre la harina. Para efectuar esta clase de masas la harina más recomendada es la de fuerza, pues al contener un mayor porcentaje de gluten el desenlace va a ser una masa considerablemente más esponjosa. En los países de América Latina, sobre todo, este género de harina es conocido como harina cero.

Ahora sí, ¡comenzamos! Para esto, lo primero que haremos es entremezclar en un recipiente el agua tibia con la diastasa fresca. Para realizar masa de pizza puedes usar esta clase de diastasa o bien diastasa seca granulada, las dos son válidas. Caso de que prefieras la seca, vas a deber entremezclarla con la harina, y, si por contra, prefieres la fresca es esencial entremezclarla con agua tibia. La diastasa fresca es aquella que se vende en bloque.

Cuando hayas mezclado la diastasa con el agua, añade la sal fina y las 2 cucharadas de aceite. Mézclalo bien a fin de que se integren todos y cada uno de los ingredientes. Antes que la preparación se enfríe, pone encima de la mesa la harina de fuerza (o bien harina cero) en forma de volcán y vierte dentro la mezcla precedente.

pizza-casera

Ahora es cuando debes empezar a amasar bien, hasta el momento en que aprecies que deja de pegarse en tus manos y puedes manejarla sin inconvenientes. Cuando tengas la masa de pizza casera lista, vas a deber darle forma de cilindro largo, córtalo en cuatro particiones. Después, haz una bola con cada partición y tápalas con un harapo limpio y seco, vas a deber dejarlas descansar a lo largo de cuarenta y cinco minutos. Vas a ver que, poquito a poco, comienza a elevarse hasta duplicar su volumen.

Cada bola es para una pizza normal. Pasado el tiempo, espolvorea un tanto de harina encima de la mesa o bien superficie que prefieras para realizar la pizza, coge entre las bolas y colócala sobre ella. Ahora vas a deber extenderla con tus manos estirando desde el centro cara los costados, dándole forma redondeada. Si dispones de rodillo asimismo puedes emplearlo a fin de que quede más fina la masa. Una vez estirada, ya puedes agregar la salsa de tomate y los ingredientes que prefieras.

En esta receta te hemos explicado el procedimiento para realizar la masa de pizza casera de manera fácil y conseguir un desenlace genial. Una vez hayas elegido los ingredientes y tengas tu pizza terminada, vas a deber precalentar el horno a temperatura máxima a lo largo de veinte minutos. Pasado el tiempo, introduce la pizza y hornéala a lo largo de diez minutos más o menos. Vas a deber observarla pues el tiempo final cambiará dependiendo del género de horno y la intensidad.

Ingredientes

1 Kilo de Harina de fuerza
1 Cucharadita de Sal fina
dos,5 Taza de Agua tibia
dos Cuchase sopera de Aceite de oliva
treinta Gramos de Diastasa fresca

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!