No Deberías Mezclar estos Comestibles

La nutrición nos sirve para aportar a nuestro organismo todos y cada uno de los nutrientes que precisa para sostener un buen estado de salud, tanto física como mental. Por esta razón se hace preciso sostener una dieta que tenga como premisas el consumo de comestibles saludables y el conveniente equilibrio entre ellos. De forma frecuente consumimos mezclas de comestibles que, si separadamente son saludables, combinados pueden provocar desequilibrios nutricionales. Ahora os alistamos ciertos comestibles que no se deben entremezclar si deseamos disfrutar de una salud plena y una nutrición equilibrada. Os aconsejamos que no os perdáis esta interesante información pues está en juego algo tan esencial como nuestra salud.

No Deberias Mezclar estos Comestibles
No Deberias Mezclar estos Comestibles

¿Qué comestibles no se deben entremezclar?

El queso y las espinacas

Las espinacas son ricas en oxalatos, un compuesto que complica la absorción de calcio, por esta razón se aconseja no entremezclar los dos comestibles en exactamente la misma comida, en tanto que nuestro cuerpo no va a poder aprovechar eficazmente el calcio contenido en las espinacas.

Los líquidos a lo largo de las comidas

A lo largo de las comidas es preferible no tomar líquidos, en tanto que estos complican la digestión, haciéndola más lenta. Si se os hace bien difícil recortar con esta mala costumbre, os aconsejamos que por lo menos reduzcáis la cantidad de bebida todo lo que resulta posible.

El azúcar

Debemos eludir agregar azúcar a los comestibles que ya poseen azúcares de forma natural, puesto que con esto aumentamos su valor calórico. E inclusive os aconsejamos desamparar completamente el consumo de azúcar refinado, puesto que, como han probado abundantes estudios, este ingrediente es el autor de numerosas enfermedades, si deseáis ampliar vuestra información a este respecto os invitamos a que leáis nuestro artículo; “La industria azucarera escondió el riesgo del azúcar para la salud”.

Los comestibles ricos en magnesio y los refrescos

Aparte de contener gran cantidad de azúcar, las bebidas gaseosas poseen fosfatos que impiden que nuestro cuerpo asimile apropiadamente el magnesio contenido en los comestibles, por esta razón debemos eludir entremezclar refrescos con cereales o bien otros comestibles que poseen magnesio.

Hidratos de carbono, comestibles ácidos y féculas

La digestión de las féculas y los hidratos de carbono empieza en la boca, para favorecerla debemos realizar una masticación conveniente y proveerlos de un medio alcalino. Cuando mezclamos comestibles ácidos con hidratos de carbono, como los contenidos en la pasta, complicamos esta digestión, por este motivo es conveniente, por poner un ejemplo, no incorporar tomate al arroz o bien la pasta.

No entremezclar frutas dulces con ácidas

Las frutas dulces (pera, higo, níspero, dátiles, etc) no se deben conjuntar con frutas ácidas (kiwi, piña, naranja, mora, limón, manzana, etc), puesto que al entremezclarlas se generan reacciones químicas que pueden complicar una buena digestión o bien una adecuada absorción de nutrientes.

Las salsas en las comidas

Las salsas acostumbran a ser una fuente de grasas, siendo su consumo un obstáculo a fin de que la digestión se desenvuelva a un ritmo conveniente. Las grasas inhiben la acción de las enzimas contenidas en los jugos gástricos, por este motivo la digestión se vuelve pesada. Aconsejamos por ende reducir al límite su consumo.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.